Volver

Mitos sobre la incontinencia

 

Por Barbara C Bourassa. 

 

Abundan los mitos y los conceptos erróneos sobre la salud de la vejiga, especialmente los que rodean a los escapes después de estornudos, cirugías y ejercicios de Kegel, los cuales están diseñados para fortalecer los músculos del piso pélvico. Lo que sigue son algunos de los mitos más generalizados que rodean la salud de la vejiga y la razón por la que son sólo conceptos erróneos en lugar de verdades.  

 

Mito #1: Si comienzo y detengo el flujo de orina, desarrollaré mejores músculos de la vejiga.   

“Los Kegel son una buena idea, pero no deben hacerse durante la micción”, dice Roger Goldberg, M. D., director de investigación uroginecológica en Evanston Northwestern Healthcare en Evanston, Illinois. “Las mujeres que se detienen repetidamente y comienzan a orinar pueden desarrollar vejiga hiperactiva”. 

 

Mito #2: Un pequeño goteo cuando toso o estornudo es normal.   

Si bien es cierto que los goteos son comunes, “es un concepto erróneo creer que las pérdidas de orina son normales o inevitables", dice Goldberg, quien también es el autor de Desde que tuve a mi bebéComprendiendo, Tratando y Previniendo los Efectos Físicos más Comunes del Embarazo y el Parto“Al menos el 96 por ciento de las mujeres con incontinencia de esfuerzo pueden curar su problema. Se reduce a esto, ¿es molesto hasta el punto de afectar tu calidad de vida? Si es así, hay muchas opciones de tratamiento"

 

Mito #3: Las pérdidas de orina sólo le ocurren a las personas de edad avanzada.   

“La incontinencia urinaria de esfuerzo afecta a casi el 50 por ciento de las mujeres que han tenido hijos antes de los 40 años", dice Goldberg. Tanto la incontinencia por esfuerzo como la vejiga hiperactiva están muy extendidas, señala, incluso en las mujeres más jóvenes. 

 

Mito # 4: Si hago Kegels, no tendré ningún problema, incluso cuando sea mayor.

“Todas las mujeres pueden beneficiarse de los ejercicios Kegel, ya que los músculos más fuertes del suelo pélvico disminuyen el riesgo de pérdidas de orina", dice. “Pero para muchas mujeres, los Kegel no son suficientes para controlar el problema; necesitan un respaldo”. 

 

Mito #5: Usted siempre debe ir al baño cuando siente el deseo de “ir", ¿quién sabe dónde podría estar el próximo baño limpio?   

“Ir por si acaso está bien en ciertas situaciones, pero para muchas mujeres, hacer esto regularmente puede aumentar el riesgo de vejiga hiperactiva, con sus síntomas de urgencia, frecuencia o accidentes en el camino al baño”, dice el Dr. Goldberg“Consentir la vejiga de esta manera puede causar problemas a largo plazo. Es mejor vaciar la cantidad normal, que es cada tres o cuatro horas".  

 

Mito #6: Si tengo un gran problema con la incontinencia urinaria, la cirugía es mi mejor opción.   

“Para algunas personas, la cirugía es la mejor opción, pero no es la mejor opción para todos", dice Goldberg. “Es mejor empezar con un diagnóstico preciso para descartar otras causas de incontinencia. En casos graves, sin embargo, la cirugía puede ser la mejor opción, pero depende de los resultados de las pruebas de vejiga".

  

Mito #7: Soy la única mujer en mis 20, 30 o 40 años que tiene este problema.  

Como se dijo antes, tanto la incontinencia por estrés como la vejiga hiperactiva están muy extendidas, incluso en las mujeres más jóvenes, señala Goldberg.

 

Mito #8: Los ejercicios pélvicos son útiles sólo si usted tiene problemas de vejiga.   

“Hay muchas razones para hacer Kegels, incluyendo mantener el tono pélvico y la salud pélvica", dice. “Además, fortalecer los músculos del suelo pélvico puede mejorar el sexo y ayudar a evitar el prolapso pélvico [una afección en la que los órganos pélvicos caen de su posición]" 

 

Para obtener más información sobre los mitos sobre la salud de la vejiga, consulte a su médico y visite www.womenshealthfoundation.org

 

Más artículos
Anterior
Siguiente
Más artículos
Anterior
Volviendo a los fundamentos del control de la vejiga
Siguiente
Controlando la incontinencia nocturna y pérdidas de orina