Fisioterapia pélvica durante el embarazo y el posparto

02/09/2020 -

El embarazo es uno de los momentos en la vida de una mujer donde su cuerpo y su mente experimentan innumerables transformaciones.

Cada semana de embarazo descubrimos nuevas sensaciones, sentimientos y condiciones que nunca antes habíamos experimentado.

Entre ellos, podemos mencionar el aumento del apetito, la hinchazón en ciertas partes del cuerpo, el oscurecimiento de la piel en algunas áreas, la aparición de acné, estrías, etc.

Las visitas al baño varias veces al día también se convierten en parte del embarazo, sin embargo, en un momento dado, muchas mujeres embarazadas se enfrentan a una situación muy inesperada: ¡los escapes de orina!

Algunas mujeres cuentan que el simple hecho de ponerse en cuclillas, toser o reírse hace que salgan algunas gotas o incluso pequeñas corrientes de orina, lo que causa una gran incomodidad.

El olor a orina, la ropa mojada y el miedo a que esto pueda suceder en cualquier momento hacen que muchas mujeres se sientan frágiles, lo que termina afectándolas emocionalmente, en su calidad de vida e incluso su autoestima.

¡Puede que solo pensar en los escapes de orina cause vergüenza, pero son algo totalmente normal!

Según la Sociedad Brasileña de Urología, el 40% de las mujeres embarazadas tienen incontinencia urinaria. Por lo general, ocurre al final del embarazo, cuando hay una mayor compresión del útero sobre la vejiga.

La incontinencia urinaria durante el embarazo se divide en 3 formas:

 

●      Esfuerzo: cuando las pérdidas de orina se producen a través del esfuerzo abdominal (tos, risa, estornudos, cargar peso, etc.).

●      Urgencia: la pérdida de orina se produce cuando hay una urgencia repentina de orinar, sin tiempo para ir al baño.

●      Mixto: cuando el escape ocurre simultáneamente, por esfuerzo y urgencia.

 

¡Con base en esta información, estamos seguros de que muchas mujeres embarazadas se sienten más aliviadas al descubrir que no están solas!

La pregunta ahora es: ¿Cómo hacer que las pérdidas de orina sean menos incómodas?

Hemos reunido algunos consejos que pueden ayudarlas durante este período:

 

Fisioterapia pélvica y pilates: muchos obstetras recomiendan la práctica de ejercicios que ayudan a la mujer embarazada en el trabajo de los músculos pélvicos. Con el fortalecimiento de este músculo, hay un mayor control de las fugas de orina. Es importante que su médico le indique qué actividad es más factible para usted.

 

  1. Cuide bien su salud: si tiene problemas respiratorios, o se resfría con frecuencia, podemos deducir que toser y estornudar es parte de su vida diaria. Cuide su salud y busque tratamientos que puedan ayudarla a reducir estos síntomas.
  2.   Use el producto correcto: ¿Sabía que las toallas o protectores para mestruación tienen la misma absorción en el caso de pérdida de orina?
  3.  Existen productos específicos (toallas y protectores) que brindan la protección apropiada para los escapes de orina ocasionales, tan comunes en el embarazo. Con ellos se sentirá tranquila y protegida.
  4. Control de peso: como las pérdidas de orina en el embarazo son causadas principalmente por la presión del útero sobre la vejiga, el control del peso es muy importante. Porque, además de afectar su salud y la de su bebé, el sobrepeso puede aumentar la incidencia de incontinencia urinaria.

Usted puedes gostar tambien