Posparto y pérdidas de orina

02/09/2020 -

El nacimiento de un hijo es algo notable y maravilloso en la vida de una mujer.

Con esta llegada, surgen nuevos eventos que toman por sorpresa. Las pérdidas de orina son uno de ellos.

Podrías pensar: ¿Acaso las pérdidas de orina no ocurren cuando la panza está enorme y el peso de la misma comprime la vejiga?

La causa principal de las pérdidas de orina durante el embarazo se debe a la presión del útero sobre la vejiga, sin embargo para algunas mujeres, estas pueden continuar incluso después del parto

Las pérdidas de orina ocurren debido a cambios en el suelo pélvico, que sostiene la vejiga y controla el esfínter urinario (músculo que controla la apertura y cierre de la uretra).

Existen algunos factores que hacen que algunas mujeres continúen teniendo incontinencia urinaria incluso después del parto, como el aumento de peso durante el embarazo y el nacimiento por parto natural/vaginal - e incluso en estos casos, las posibilidades de presentar escapes de orina son quince veces mayores que en el parto por cesárea

Si esto te está pasando, no te preocupes, hay una solución!

En la mayoría de los casos, la incontinencia urinaria puede resolverse naturalmente dentro de los 6 meses posteriores al parto. Sin embargo, hay casos en que los escapes permanecen y, si no se tratan correctamente, pueden convertirse en una situación crónica.

Vea algunos consejos que pueden ayudarla:

Alimentación

 

●      Evite beber demasiado café, té y bebidas alcohólicas.

●   Evite alimentos y bebidas que puedan causar irritación de la vejiga, como alimentos picantes, líquidos carbonatados, jugos cítricos, etc.

●      Consuma alimentos ricos en fibra que eviten el estreñimiento y, por lo tanto, no fuercen tu abdomen.

Fisioterapia y ejercicio

 

●      La electroestimulación, ampliamente utilizada por los fisioterapeutas, es un tratamiento en el que un pequeño cono insertado en la vagina comienza a emitir corrientes eléctricas que estimulan la contracción del suelo pélvico.

●      Pilates es un excelente ejercicio en el tratamiento de la incontinencia urinaria, ya que ayuda a reducir el estrés en los músculos ya fatigados.

●      Los ejercícios de Kegel también se usan ampliamente. Con ellos, se realiza la contracción y el fortalecimiento de los músculos pélvicos, que se pueden realizar con o sin la ayuda de un profesional.

 

Medicinas y cirugías

 

●      Algunos medicamentos pueden ayudar a aumentar el tono muscular de la vejiga y fortalecer el esfínter. Pueden ser recetados por un médico cuando la fisioterapia y los ejercicios no sean suficientes.

●     La cirugía es el último paso que debe tomarse si las pérdidas de orina no se detienen. Repara cualquier problema del tracto urinario donde generalmente, se usa una cinta para sostener el suelo pélvico, sin embargo, cada análisis médico indicará la cirugía más adecuada.

 

 

 

 

Usted puedes gostar tambien