Volver

Causas principales de la incontinencia urinaria en los hombres

Todavía hay personas que piensan que la incontinencia urinaria significan un cambio importante en el estilo de vida. O que hay ciertos inconvenientes con los que tiene que aprender a vivir. Afortunadamente, con los avances en el tratamiento y las estrategias efectivas para el manejo de los escapes de orina, estos mitos se han ido disipando.

Aunque las incontinencia urinaria en los hombres aumentan con la edad, las filtraciones en sí no son una parte inevitable del envejecimiento. Las causas son variadas y a menudo surgen de problemas nerviosos, musculares o de próstata. He aquí un análisis más detallado de algunas de las principales causas.

 

Los nervios como causa

Para que el sistema urinario haga su trabajo, los músculos y los nervios deben trabajar juntos para retener la orina en la vejiga y luego liberarla en el momento adecuado. Los nervios transportan señales desde el cerebro hasta la vejiga y el esfínter. Cualquier enfermedad, condición o lesión que dañe los nervios puede llevar a problemas para orinar.

Entre los factores que contribuyen a la incontinencia se encuentran las enfermedades crónicas como la diabetes, la esclerosis múltiple (EM) y la enfermedad de Parkinson. Los hombres que han luchado contra la diabetes durante muchos años pueden desarrollar daño nervioso que afecta el control de su vejiga. Un derrame cerebral, el Parkinson y la esclerosis múltiple afectan al cerebro y al sistema nervioso y, por lo tanto, pueden causar problemas de vaciado de la vejiga.

Además, cualquier lesión de la médula espinal o las complicaciones de varias cirugías también podrían afectar potencialmente el sistema nervioso y su control sobre la vejiga.

 

La próstata como causa

La incontinencia urinaria también puede deberse a afecciones de la próstata y suele ser un efecto secundario de los tratamientos para el cáncer de próstata.

La hiperplasia prostática benigna (HPB) es una afección frecuente que puede causar filtraciones. La HPB es una condición por la cual la glándula prostática se agranda. A medida que lo hace, puede apretar la uretra y afectar el flujo de orina, causando cambios en la micción o problemas de incontinencia.

Los pacientes con cáncer de próstata que se someten a radioterapia pueden experimentar problemas temporales o permanentes de la vejiga. Los pacientes que se han sometido a la extirpación quirúrgica de toda la glándula prostática también pueden desarrollar incontinencia urinaria.

 

Hable con un profesional

Bajo el cuidado de un médico, la incontinencia puede ser tratada y a menudo curada. Incluso cuando una cura no es completamente posible, un manejo cuidadoso puede ayudarle a sentirse más relajado y seguro. Hable con su médico y explore sus opciones hoy mismo.

 

 

Más artículos
Anterior
Siguiente
Más artículos
Anterior
10 datos sobre la incontinencia urinaria
Siguiente
Consejos para vivir activamente con incontinencia